Como está mi querida Sonia de largos cabellos color de tarde, de lindos ojos grandes culpables de esa mirada expresiva a la vez que penetrante capaz de fundir el bronce, de hombros con sabor a miel, de cuello esbelto con olor a la más hermosa flor seguramente, o tal vez a fresa… de sonrisa dulce como el néctar, como la miel que al sentirte se derrite hacia tus brazos deseosa de alcanzar pronto tus dominadoras y elegantes piernas, sonrisa como una nube perfecta que pasea sola en el más lindo cielo, que es tu cara… de la belleza, la más pura esencia…

O.O. w

























La realidad sólo es la punta del iceberg